15.- DRONES EN EL AEROPUERTO ADOLFO SUAREZ-MADRID BARAJAS. ¿NO SE PUEDE EVITAR QUE HAYA DRONES ILEGALES EN LOS AEROPUERTOS?

El pasado lunes 3 de febrero de 2020 se vivió en el aeropuerto internacional Adolfo Suarez-Madrid Barajas un acontecimiento que ya ocurrió el año pasado en los aeropuertos de Heathrow y Gatwick: el avistamiento de drones en las pistas de aterrizaje.

En torno a las 12:15 horas, tras el despegue de su avión desde la pista 36D, un piloto informa a torre de control que acaba de ver un drone. Pero el protocolo de seguridad no se puede activar hasta que se produzca el aviso de otro piloto porque implica una alerta máxima y medidas muy drásticas como puede ser el cierre temporal del espacio aéreo con los inconvenientes que eso conlleva (cancelaciones de vuelos, esperas, incertidumbre, desinformación, caos…).

Pero ocurrió: un segundo piloto confirma el avistamiento de un drone en la misma zona donde denunció el anterior piloto y el supervisor de la torre de control, manual en mano, toma la decisión: activación del protocolo de cierre del espacio aéreo.

El  cierre del espacio aéreo del aeropuerto Adolfo Suarez-Madrid Barajas se produjo a las 12:40h y se dieron 2 horas de margen para solucionar el problemón que se avecinaba. Se crea un gabinete de crisis formado por todos los estamentos involucrados como AENA (gestor del aeropuerto), ENAIRE (encargada de la seguridad aérea), Policía Nacional, Guardia Civil y Delegación del Gobierno.

Tras solucionar el problema en torno a las 14:15h se empieza a volver a recobrar a la normalidad tras 27 vuelos desviados a otros aeropuertos (Barcelona, Valencia, Burdeos…), vuelos retrasados….en definitiva, un caos.

Pero hay que hacer el análisis: ¿no se puede evitar que un drone entre en un aeropuerto sin permiso y genere tal cantidad de problemas en forma de retrasos, cancelaciones, pánico…..? y sobre todo, ¿cómo localizar al infractor?. Porque puede ser un operador de drones, un aficionado inconsciente de la gravedad que puede generar el buscar un video inédito, pero también puede ser un terrorista…. En fin: algo hay que hacer al respecto.

Y no valen las sanciones económicas a pesar de que son cuantiosas, la más leve de 90.000€ hasta los 4,5 millones de euros. Y sobre todo el saber distinguir a los inconscientes a los que hay que perseguir de los pilotos que cumplen las leyes: No es admisible una caza de brujas contra todos los que pilotan drones, bien de forma profesional o recreativa y medirlos a todos por el mismo rasero de gente que arriesga en exceso y le da igual las consecuencias de sus actos: No es bueno tomar la parte por el todo.

El problema reside en que no existen métodos efectivos para impedir que drones puedan entrar en un aeropuerto o en zonas restringidas o prohibidas si alguien está dispuesto a hacerlo. Si bien se emplean aves rapaces (halcones) para la caza de drones y aves dentro de un aeropuerto, no hay forma a priori de impedirlo hasta que están dentro de las pistas. Otros métodos de eliminación del riesgo que implica la presencia de drones en pistas es el empleo de inhibidores de frecuencia e incluso armas de fuego. Pero son métodos que no están tan desarrollados técnicamente como para implantarlos y tampoco son 100% efectivos.

En realidad, los aeropuertos están indefensos ante los drones. Y el impacto de un drone contra un avión, por pequeño que sea, es devastador. Habría que ponerse las pilas y conseguir una técnica de eliminación de drones mucho más efectiva.

Se me ocurre que la colocación obligatoria de un transpondedor en los drones que hicieran visibles estos aparatos por una torre de control evitaría el problema: eso sí, si lo lleva puesto porque quien quiere hacer el mal con quitarlo sería invisible al radar y son precisamente esos casos los que hay que evitar. Difícil solución.

Están empezando a aparecer fusiles de frecuencia que inhiben la señal emisor- receptor y que hace que en los drones profesionales, al no recibir esa señal, vuelva al lugar desde donde despegó y de esta forma, con seguirlo se localiza al piloto infractor. También existen sistemas de localización del piloto durante el vuelo (DJI tiene un sistema que los geolocaliza y que seguro lo usarán o podrían clonarlo las autoridades competentes en seguridad aérea (ENAIRE, Guardia Civil….).

La proliferación de los drones para uso civil y recreativo y la convivencia con aviones y helicópteros es una realidad e irá a más. Espero que se regule con agilidad, de forma conjunta a nivel europeo (veremos la nueva normativa europea en junio de 2020) pero me temo que el problema de los ilegales seguirá ahí…. Todo dependerá del sentido común de quien utilice un drone…..

También considero que no todos somos unos delincuentes y que no se puede demonizar al sector y que prohibir todo tampoco es la solución. Hay que agilizar los trámites de permisos etc y que la normativa vaya a la par que un sector tan dinámico. Los drones han llegado para quedarse.

Iremos viendo con los años nuevas técnicas de interceptación de drones ilegales. Estaremos atentos porque es imprescindible su implantación cuanto antes para evitar una catástrofe no sólo económica sino que implique fallecidos. Esperemos que esto nunca ocurra y las autoridades encuentren una solución que no demonice a los pilotos que de buena fe no cometemos ilegalidades.