URGENCIA:

Condición que afecta a la seguridad operacional de una aeronave o de otro vehículo, o de alguna persona a bordo o que esté al alcance de la vista, pero que no exige ayuda inmediata.

Los mensajes de urgencia se identifican mediante las palabras PAN PAN” y se repetirá tres veces al comienzo de la comunicación. Los mensajes de urgencia tienen prioridad sobre todas las transmisiones, salvo los mensajes de socorro.

Los pilotos que efectúan llamadas de socorro o de urgencia deberían hablar lentamente y pronunciando distintamente cada palabra para evitar toda repetición innecesaria.

Los pilotos deberían procurar ayuda siempre que exista alguna duda con respecto a la seguridad operacional del vuelo, con lo que aumentaría la probabilidad de evitar que surgieran situaciones más graves.

Las llamadas de socorro o de urgencia deberían efectuarse normalmente en la frecuencia que se está utilizando en el momento. Las comunicaciones de socorro deberían mantenerse en esa frecuencia hasta que se considere que puede prestarse mejor ayuda mediante su transferencia a otra frecuencia. La frecuencia de 121,5 MHz ha sido designada como frecuencia internacional de emergencia aeronáutica aunque no todas las estaciones aeronáuticas mantienen escucha continua en dicha frecuencia. Estas disposiciones no tienen por objeto impedir el uso de otras frecuencias de comunicaciones si se considera necesario o conveniente, incluidas las frecuencias de llamada RTF del servicio movil maritimo.

En caso de que la estación terrestre llamada por la aeronave en situación de peligro o de urgencia no responda, cualquier otra estación terrestre o de aeronave responderá y proporcionará toda la asistencia posible.

En caso de emergencia las aeronaves equipadas de transpondedor colocarán el código 7700 en modo A.

 

 

 

Deja un comentario